Cuando se nos cae un diente y no lo reponemos, lo más probable es que el hueso se vea afectado y vaya disminuyendo poco a poco. Esto complica la colocación de un implante porque la superficie en la que se va a colocar el tornillo se ha visto reducida. Es bastante probable que en estos casos necesites un injerto de hueso.

Por eso, recalcamos la importancia de reponer los dientes lo antes posible, para tener que evitar tratamientos adicionales a la colocación del implante.

Si ya estás en este punto y no tienes suficiente volumen de masa ósea para colocarte un implante, puedes optar a dos tratamientos: el injerto de hueso o la elevación de seno.

¿Por qué son importantes los tratamientos de injerto de hueso?

Colocar un implante con poco hueso es muy poco recomendado, ya que el tratamiento, en este caso, no tendría la misma eficacia y durabilidad que si se realizara con la cantidad de hueso adecuada.

De esta forma, es muy importante regenerar el hueso del paciente antes de la colocación del implante dental. Solo de esta forma, el implante tendrá suficiente hueso donde poder sostenerse y asegurar, así, la eficacia y durabilidad del diente nuevo.

¿Cómo saber si tengo poco hueso?

Si tienes que reponer uno de tus dientes, acude a tu dentista. Antes de colocar el implante, este te tendrá que realizar una serie de pruebas para comprobar que tu hueso esté en las condiciones óptimas para ello.

Las pruebas a realizar son:

  • Unas radiografías panorámicas
  • Un TAC Dental

Tras la evaluación de los resultados, el odontólog@ determinará la necesidad o no de un injerto de hueso o una elevación de seno.

¿Qué es un injerto de hueso?

Como puede deducirse por su nombre, un injerto de hueso consiste en aumentar la cantidad del hueso dental donde va a ir colocado el implante.

Esta técnica se realiza insertando una sustancia, llamada Bio-oss, que está compuesta por hidroxiapatita de calcio. La integración de este material con el hueso necesita, aproximadamente 4 meses.

El odontólog@ será el que comprobará que el tiempo que se ha dejado para la integración sea suficiente. Si el volumen de masa ósea ha aumentado de forma correcta, se procederá a colocar el implante, ya sea el implante convencional como el de carga inmediata.

¿Qué es la elevación de seno?

Como ya hemos comentado antes, otra opción que nos permite aumentar la masa ósea es la elevación del seno.

Antes de explicar el tratamiento, es conveniente recordar que los senos maxilares son dos cavidades que se encuentran a los dos lados de la cara.

La elevación del seno maxilar consiste en una cirugía que solo puede hacerse si los dientes que deben reponerse son los premolares y molares superiores. ¿Por qué? Porque es una intervención pensada únicamente para el aumento del hueso en el maxilar superior anterior.

El aumento del hueso consiste en incrementarlo de forma vertical, insertando un material formado por el mismo material que se usa en el injerto dental: la hidroxiapatita de calcio.

Este tratamiento conlleva un tiempo de integración con el hueso más larga que el injerto. En este caso estaríamos hablando de 6 meses hasta que el material se haya integrado con el hueso natural. Después de este tiempo, ya se podría colocar el implante.

Otros tratamientos de implantología con poco hueso

El injerto de hueso antes de la colocación del implante es uno de los métodos para la colocación de un implante cuando hay poco hueso.

Otras formas es la colocación de implantes cortos o implantes de diámetro reducido.

Antes de decidirnos por uno de estos dos métodos, será necesaria la realización de una tomografía axial computerizada, para que el o la profesional determine la viabilidad de la colocación de este tipo de implantes.

Como puedes ver, tener poco hueso no es un obstáculo a la hora de colocarse un implante, existen soluciones.

No obstante, recomendamos siempre reponer el diente perdido lo antes posible para evitar la llegada de una situación de pérdida de masa ósea. De esta forma, no tendrás que pasar por un proceso tan largo para la colocación de tu implante.

Pide cita al 960 88 22 14 o ven a nuestra clínica. Estamos en: Calle Quart, 126, 46008 Valencia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?